lunes, 18 de diciembre de 2017

Imaginería religiosa San Juan de Dios.


18 de diciembre fiesta de NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA (Macarena)..






Nuestra Señora de la O, o de la Virgen de la Esperanza o de la Expectación del Parto, es una festividad genuinamente española, habiendo sido instituida por los Padres del X Concilio de Toledo en el año 656, fijándola ocho días antes de la Natividad de Jesús, el 18 de diciembre. Este nombre, de Nuestra Señora de la O, le viene a María porque las siete estrofas de Vísperas, que preceden a la Navidad, empiezan por “OH”, signo de expectativa y esperanza del pueblo de Israel, y especialmente de María, en la llegada de un salvador. Por lo que Virgen de la O es sinónimo de Virgen de la Esperanza.

El nombre de Nuestra Señora de la O, ha sido interpretado más popularmente como aludiendo al estado avanzado de gravidez de la Santísima Virgen, cuyo purísimo vientre se muestra ya redondo como esa vocal a pocos días del alumbramiento del Hijo de Dios.



Nuestra Señora de la Esperanza

La esperanza es una virtud que acompaña al pueblo de Israel a lo largo de toda su historia. El pueblo de Dios tenía clara conciencia de su pecado y de que Dios remediaría su situación. El pueblo de Israel, alentado por las enseñanzas de los Patriarcas y Profetas, fue creciendo en la esperanza de que Dios le libraría de todos sus males y pecados enviándoles un salvador. Pero entre todos los hijos de Israel la que más intensamente vivió la esperanza y ansió el cumplimiento de las promesas fue María. Los Santos Padres nos la presentan en oración, absorta en Dios, cuando recibe la visita del arcángel San Gabriel, pidiendo al Altísimo la pronta llegada del Mesías Salvador.
Pero María, por ser madre del Redentor y por voluntad del Padre, se convierte en fuente de esperanza para el nuevo pueblo de Israel. Ella es, pues, la esperanza de nuestra salvación en medio de las dificultades de la vida. Y así, el Vaticano II no duda en proclamarla "Signo de Esperanza", que precede con su luz al pueblo de Dios peregrinante en esta tierra, hasta que llegue el día de Señor.
La Virgen de la Esperanza es por excelencia la patrona de las mujeres embarazadas. Ofrezcamos este día, de modo particular, a todas aquellas mujeres que se hallan embarazadas, para que la Virgen las asista y las proteja y para que sepan cumplir cabalmente con su misión maternal.




domingo, 17 de diciembre de 2017

17 de diciembre cumpleaños del Papa Francisco.




El Papa Francisco cumple este 17 de diciembre de 2017, 81 años de vida. Por segunda vez celebrará un cumpleaños suyo como Sucesor de San Pedro y Pontífice de la Iglesia Católica. Millones de fieles en todo el mundo ofrecen diferentes gestos de amor por él, especialmente uno en el que él insiste mucho porque “lo necesita”: la oración.



Durante este mes, el primer Papa “del fin del mundo”, argentino y jesuita también ha celebrado el 48 aniversario de su ordenación sacerdotal. Y el día de Navidad, el Santo Padre también cumplirá 81 años de haber sido bautizado.

Hoy la Iglesia junto a él, agradece a Dios por un año más de vida. 

¡Feliz Cumpleaños Papa Francisco!.




Biografía



Jorge Mario Bergoglio nació en el seno de una familia católica el 17 de diciembre de 1936, en el barrio porteño de Flores, siendo el mayor de los cinco hijos del matrimonio formado por Mario José Bergoglio y Regina María Sívori, migrantes italianos.



Fue bautizado el día de Navidad de 1936 en la Basílica María Auxiliadora y San Carlos del barrio de Almagro en Buenos Aires. Durante su infancia fue alumno del Colegio salesiano Wilfrid Barón de los Santos Ángeles y estudió en la Escuela Nacional de Educación Técnica N.º 27 Hipólito Yrigoyen en la que se graduó como técnico químico. Luego trabajó en el laboratorio Hickethier-Bachmann.


Durante  su juventud, sufrió una enfermedad a los pulmones por lo que fue sometido a una operación quirúrgica en la que le fue extirpada una porción de pulmón, lo que no le impidió desarrollar sus actividades con normalidad.



El 11 de marzo de 1958 ingresó al noviciado de la Compañía de Jesús en el Seminario de Villa Devoto.  Como novicio de la Compañía de Jesús culminó sus estudios en el Seminario Jesuita de Santiago de Chile. Entre 1967 y 1070 cursó estudios de teología en la Facultad de Teología del Colegio Máximo de San José. Fue ordenado sacerdote el 13 de diciembre de 1969, casi a los 33 años de edad.



Continuó sus estudios de 1970 a 1971 en la Universidad de Alcalá Henares (España)  y el 22 de abril de 1973 realizó su profesión de jesuita. De regreso a Argentina fue maestro de novicios en la Villa Barilari; profesor en la Facultad de Teología de San Miguel; consultor provincial de la Compañía de Jesús, cargo que ocupó hasta 1979;  y rector del Colegio Máximo de la Facultad.



Fue nombrado Obispo Auxiliar de Buenos Aires  por el Papa Juan Pablo II el 20 de mayo de 1992. Cuando la salud del entonces Arzobispo de Buenos Aires, Cardenal Antonio Quarracino, empezó a debilitarse, Monseñor Bergoglio fue designado Arzobispo Coadjutor el 3 de junio de 1997. Al fallecer el Cardenal Quarracino lo sucedió en el cargo de Arzobispo de Buenos Aires el 28 de febrero de 1998.



Durante el consistorio del 21 de febrero de 2001, el Papa San Juan Pablo II lo creó Cardenal.



Como Purpurado formó parte de la Comisión para América Latina; la Congregación para el Clero; el Pontificio Consejo para la Familia; la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos; el Consejo Ordinario de la Secretaría General para el Sínodo de los Obispos y la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.



Fue Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, en dos períodos consecutivos desde noviembre de 2005 hasta noviembre de 2011. Integró también el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).



El Cardenal Bergoglio siempre tuvo un estilo de vida sencillo y austero. Vivía en un apartamento pequeño en vez de la residencia episcopal, renunció a su limusina y a su chofer, se movilizaba en transporte público y cocinaba su comida.



El  Cardenal  Bergoglio disfrutaba de la ópera, el tango y el fútbol, cuya pasión aún disfruta al ser socio activo del Club Atlético San Lorenzo de Almagro.



Al cumplir los 75 años, de acuerdo al derecho canónico el Cardenal presentó su renuncia ante el entonces Papa Benedicto XVI. Tenía previsto retirarse a un hogar para sacerdotes mayores o enfermos para después llevar una vida de oración y de dirección espiritual, alejada del gobierno eclesiástico.



El Cardenal Bergoglio participó en el Cónclave del 2005 en el que fue elegido Papa el Cardenal Joseph Ratzinger.



Pontificado



El 11 de febrero de 2013 el Papa Benedicto XVI renunció al papado y se convocó a un nuevo Cónclave. El 13 de marzo de 2013, el Cardenal Bergoglio fue elegido sucesor de Benedicto XVI a las 19:06 del segundo día del cónclave, en la quinta ronda de votaciones.

Eligió el nombre de Francisco como su nombre pontificio en honor a San Francisco de Asís.



Francisco es el primer Papa de procedencia americana y el primero que no es nativo de Europa, Oriente Medio o el norte de África. Además, es el primer Papa perteneciente a la Compañía de Jesús.



Francisco escogió como lema y escudo papales los mismos que tenía como Obispo y Cardenal. Su lema, “Miserando atque eligendo” (“Lo miró con misericordia y lo eligió”), proviene de una homilía de San Beda el Venerable.

El 14 de marzo de 2013, un día después de ser elegido, celebró su primera Misa como pontífice en la Capilla Sixtina. En su segundo día de pontificado, el viernes 15 de marzo, recibió en audiencia a todos los cardenales en la Sala Clementina del Vaticano.



El 16 de marzo recibió a los periodistas en audiencia en el Aula Pablo VI, a quienes bendijo y agradeció por el trabajo realizado durante los días del cónclave. En este acto el Papa habló por primera vez desde que fue elegido en español. Ese día pronunció una de sus ya conocidas frases “Como me gustaría una Iglesia pobre para los pobres!”.



El 17 de marzo presidió el primer rezo del Ángelus desde el balcón de su apartamento vaticano, ante unas 150 mil personas.


La misa de inauguración del pontificado del Papa Francisco tuvo lugar el 19 de marzo de 2013, Festividad de San José. Miles de fieles siguieron desde Buenos Aires el inicio del pontificado del Papa Francisco a través de pantallas gigantes.



El 23 de marzo el Papa Francisco visitó a su predecesor, Benedicto XVI, en Castelgandolfo.



Francisco decidió hacer de la Casa de Santa Marta su lugar de residencia, renunciando así al Palacio Apostólico Vaticano usado por los papas desde Pío X (1903).



Algunos de los primeros actos públicos del pontificado de Francisco se desarrollaron en el marco de la Semana Santa de 2013. Un mes después de su elección, el Papa Francisco, constituyó un grupo de cardenales que lo asesorarán en las tareas de gobierno de la Iglesia y le ayudarán en la reforma de la constitución apostólica Pastor Bonus sobre la Curia Romana.



El 2 de mayo de 2013 Francisco recibió en el Vaticano a su predecesor, Benedicto XVI, quien dejó Castelgandolfo para vivir definitivamente en el Monasterio Mater Ecclesiae.



Como resultado de la primera ronda de reuniones del Papa Francisco con el Consejo de Cardenales , realizada en la Ciudad del Vaticano del 1 al 3 de octubre de 2013, se convocó la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de Obispos, bajo el lema «Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización», que se desarrollará en la Ciudad del Vaticano entre el 5 y el 19 de octubre de 2014.



El primer viaje apostólico del Papa Francisco fuera de Roma, pero dentro de Italia, fue a Lampedusa, el 8 de julio de 2013.



Su primer viaje fuera de Italia fue a Río de Janeiro, (Brasil), con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud que se realizó del 22 al 29 de julio.



En este viaje el Papa visitó el Santuario de la Virgen de Aparecida, una favela, un hospital y presidió el  Vía crucis en Copacabana; la vigilia de oración y la gran misa final de la Jornada Mundial de la Juventud.



Su primera encíclica, Lumen Fidei (La luz de la fe) fue firmada el 29 de junio de 2013, en la solemnidad de San Pedro y Pablo.



Francisco canonizó, el domingo 12 de mayo de 2013, a 815 personas: Antonio Primaldo y sus 812 compañeros mártires de Otranto, Laura Montoya y María Lupita García Zavala. El 9 de octubre de 2013 decretó la canonización de la mística terciaria franciscana Ángela de Foligno.



El 27 de abril de 2014 presidió la canonización de los papas Juan Pablo II y Juan XXIII.

Numerosos viajes apostólicos realizo durante el año 2015: Asia, África, América. Dio a conocer su encíclica Laudato si sobre los problemas ecológicos que afectan al planeta y el 8 de diciembre del 2015 instauró el AÑO SANTO DE LA MISERICORDIA. 

sábado, 16 de diciembre de 2017

Novena de Navidad.


16 de diciembre fiesta del Beato Mario Borzaga y compañeros mártires en Laos.


El sueño de un llamado a ser un hombre feliz

"Oré, estudié, soñé ...."

Mario Borzaga nació en Trento (Italia) el 27 de agosto de 1932,  le encantaba trepar a los árboles, andar a caballo o por las calles en una bicicleta demasiado grande para él o bien caminando por las montañas.

Al crecer en un ambiente de familia, profundamente cristiana experimentó una atracción para el sacerdocio y fue al seminario menor diocesano, del cual escribió: "Me encantó Jesús en los sacramentos y las devociones a María, en este lugar: oró, estudió con éxito y soñó”.

En el seminario mayor descubre su amor por la naturaleza, madurado en él una observación sensible de la gente y las cosas que se expresan, esto lo manifestaba regularmente en su diario. Sus compañeros seminaristas hablaron acerca de su profundidad espiritual que llamó a Mario, a un compromiso más profundo.

UN SUEÑO MISIONERO.

Mientras escucha el discurso de un misionero visitante, Mario se dio cuenta de su vocación al apostolado de frontera como Misionero Oblato, y para lograr esto, fue necesario cortar vínculos con su familia y amigos.

Él, en consecuencia comenzó su año de noviciado en la Congregación de los Misioneros Oblatos de la Virgen María Inmaculada, definiéndolo como "el año en el que probamos nuestras posibilidades de entrega total al Señor, un año en el que nos encontramos con las renuncias, debemos vaciarnos por completo de nosotros mismos, del mismo modo que vaciar una bolsa de basura, sin remordimientos, sin quejas. "

Durante sus años de preparación para ser un misionero, tenía un objetivo espiritual claro: parecerse lo más posible a Cristo sacerdote, víctima y apóstol.
Quería lograr esto por medio de la Eucaristía y su profunda devoción a María Inmaculada. 

La Eucaristía como fruto del sacrificio de Cristo en la cruz, es decir, el gran acto de amor. María Inmaculada, porque ella dio a Jesús al mundo, y Mario quería imitarla hasta el punto de convertirse en un misionero como ella: como portador de Cristo Salvador.


LAOS, la desilusión.

A los 25 años fue ordenado sacerdote y en 1957 fue enviado a Laos en misión, con el primer grupo de misioneros italianos, uno de los países más pobres del mundo con un pequeño porcentaje de  cristianos.

 Su primer año fue difícil y lo pasó en el remanso de la misión. No fue capaz de comunicarse con la gente, se esforzó por aprender el idioma local, y fue incapaz de ejercer su ministerio sacerdotal plenamente, esto lo llevó a expresar sentimientos de inutilidad para la misión: "Mi cruz soy yo mismo. 

Mi cruz es el idioma que no consigo aprender. Mi cruz es mi timidez que me impide decir una palabra en Laos. "
 Allí recibió una muestra de las dificultades por las que pasa un misionero extranjero, pero en ella buscó la presencia de Dios: "Todo es tuyo, incluso el malestar, la angustia, el remordimiento, la oscuridad ...

 Finalmente, a los 26 años de edad, recibió la responsabilidad de su primera misión. Las demandas aquí eran superiores a sus fuerzas: el cuidado de los que ya se habían convertido al cristianismo, el apostolado con los que estaban lejos, aprender un nuevo idioma, atender  una escuela de formación para los nuevos catequistas, y las colas de enfermos para ser atendidos todos los días.

Los retos eran difíciles, y Mario experimentó el peso de esta responsabilidad. En lugar de ceder, fue capaz de encontrar en su gran amor a Jesús la fuerza necesaria para seguir creyendo que estaba en este lugar porque era donde Dios quería que fuera: "Los misioneros estamos hechos de esta manera: dejar todo es normal, moverse constantemente  es una necesidad; mañana las carreteras serán nuestras casas; si estamos obligados a detenernos temporalmente en una casa, nos tenemos que transformar en un camino hacia Dios. "

Su breve existencia – no llegó a su cumpleaños número 28 - llegó a su fin en la soledad del bosque, después de caminar por la ladera de la montaña, mientras regresaba de un viaje apostólico con Paul Thoj Xyooj laico catequista de 19 años. Ellos fueron condenados a muerte por un grupo de guerrilleros comunistas, interrumpiendo así para siempre en esta tierra, el maravilloso sueño de este joven misionero. 

"Desapareció" en la última gira apostólica, junto con su catequista, que intentó defenderlo y corrió su misma suerte, en Kiukatiam (Loung Prabang), el 1º de mayo de 1960. Fueron asesinados por odio a la fe (martirio “in odium fidei”)  por guerrilleros comunistas del Pathet Lao, que después habrían asumido el control del país, hasta la proclamación de la República democrática popular de Laos en 1975. Para la Iglesia comenzó una fase crítica. 

En 1976 fueron expulsados todos los misioneros, mientras las iglesias, capillas y propiedades fueron confiscadas. Los primeros signos de una débil liberalización llegaron en 1991, con la aprobación de la nueva Constitución, que reconoce la libertad de culto. Después se fue dando la progresiva apertura hacia el mundo exterior hasta llegar a la situación de hoy, entre dificultades y perspectivas esperanzadora


Extra:

El martes 5 de mayo de 2015, el Papa Francisco recibió en audiencia al cardenal Angelo Amato SDB, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, en ella autorizó a este Dicasterio promulgar el decreto de beatificación.

 Los obispos de Laos, esperan su visita “ad limina apostolorum” desde hace ocho años. Lo confirmó el Vicario apostólico de Luang Prabang, Tito Banchong Thopanhong, que definió este año 2015 como «un año de bendición para la pequeña Iglesia laosiana», y recordó que en diciembre de este mismo año serán ordenados tres nuevos sacerdotes en su vicariato: «Un signo de gran esperanza», que se suma al «fuerte impulso» que da la inminente beatificación de Borzaga y Thoj Xyooj.


«Qué alegría ser santos, ser apóstoles, ser mártires a fuego lento». Así escribió en su diario el joven misionero de los Oblatos de María Inmaculada Mario Borzaga, como si estuviera prediciendo el fin de su aventura terrena, en el norte de Laos en 1960.


«Cada instante es un paso hacia la santidad o un paso hacia atrás», escribió Borzaga en 1959. La figura del joven sacerdote misionero –explicó el postulador de la causa, Angelo Pelis– fascina especialmente a los jóvenes. Se ha editado: “Diario de un hombre feliz”, que describe la personalidad de Borzaga y su vocación a la santidad.


La figura del joven misionero italiano fue, seguramente, un impulso, pero el caso del catequista Pablo Thoj Xyooj, el primer laosiano que llega a la gloria de los altares, tiene un significado particularmente importante hoy. 

La Iglesia católica en Laos, efectivamente, está pasando por una delicada fase de transición en la que el pequeño rebaño de los fieles locales (45 mil católicos en un país de seis millones de habitantes y de mayoría budista) tiene cada vez más libertad, mientras gradualmente va disminuyendo la presión del régimen, presupuesto para una obra pastoral serena y para el crecimiento de la fe.  

El 11 de diciembre de 2016, la Iglesia Católica en Laos dio un paso histórico celebrando, en la catedral de la capital Vientiane, la solemne liturgia de beatificación de 17 nuevos mártires, entre misioneros y laicos laosianos.