miércoles, 1 de febrero de 2017

Virgen Dolorosa 2.



Esta imagen de la Virgen Dolorosa, la he realizado con la técnica de telas encoladas y masillas epoxídicas. Es la misma técnica de telas encoladas, que se ha utilizado para hacer la imagen de la Madre Teresa, Santa Teresita, Padre Damián, etc., con lo que les doy la pauta de las múltiples imágenes artesanales, e irrepetibles que se pueden hacer. ¿Cómo se hace? te lo cuento ahora por si no leíste el anterior:






1-    Se parte de un soporte (que puede ser de alambre, madera, plástico, cartón, telgopor, etc.). En este caso trabajaré todo con yeso betalfa. TENER EN CUENTA LAS PROPORCIONES. En otro artículo  (VER QUI DOCET, DISCIT del 1º de septiembre de 2011) te he contado sobre las proporciones corpóreas más comunes.  Se sigue con la cabeza y las manos, ya que los pies no se van a ver. Vamos pensando cómo va a ir ubicada la ropa (te recomiendo que veas algunas estampas) y las actitudes que les quieras dar a la imagen, esto lleva bastante tiempo, pero es importante hacerlo. Se va pensando en todos los detalles que se le quieren hacer (ubicación de las manos, de los pies, manto, etc.) en este caso la haré muy sencilla, las manos adelante sosteniendo un paño blanco. También en su vestido le haré una filigrana grande en dorado, por eso antes de empezar a encolar, te recomiendo que remarques la filigrana. Una vez todo fraguado la pintaremos con pincel linner y oro inglés.


2-    Si hiciera falta, se van añadiendo pequeñas almohadillas con algodón para darle volumen a las partes del cuerpo. Como es una mujer, le damos un poco más las caderas y marcaremos la zona de los pechos. Se pinta la cara y las manos. Se añade la cabeza que se fija con masilla epoxídica, junto a las otras partes nombradas. La base de la imagen la he pintado imitando mármol y la he barnizado. Se la protege con papel adherente para que no se ensucie.





3-    Se diagrama la vestimenta en tela de algodón o lino (NO SINTÉTICO) y se le pasa una mezcla de cola de carpintero, tiza, enduído y colorantes. Por lo menos 2 manos. Dejar secar muy bien entre tela y tela, de esta manera cada una de las partes, quedará correctamente fija y ubicada, en el lugar que le corresponde. ¡Mucha PACIENCIA! De esto va a depender la calidad de la imagen. Lo adherimos todo muy bien al cuerpo y lo dejamos secar. Nos vamos a ayudar haciendo algún “andamio” con palitos, hilos, etc. Para que fragüe todo en el lugar correcto. Antes de poner el manto, recuerda de ponerle el cinturón. Luego va el manto y por último el velo.






4-    Por último, el pintado de las telas y los detalles finales, como ser puntillas, galones, dorados, etc. Sacar el papel adherente de la base y seguir decorando con otros detalles, por ejemplo con una aureola. Retocar con pigmentos al tono las marquitas que hubiéramos dejado y todo el perfilado es retocado con dorado y otros colores para crear sombras. Yo siempre pinto primero los colores claros y luego los oscuros. Para evitar que sea muy complicado pintar, te recomiendo que vayas viendo si no te resulta mejor pintar algunas telas antes de poner la que sigue, muchas veces es necesario hacerlo.





Como les digo siempre, nada reconforta más que hacer una imagen de la Santísima Virgen, mientras se realiza se reza, se pide, se agradece, en fin siempre hace bien al alma.

El paso a paso:









             

Imagen de Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein).


Esta imagen de Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein) la he realizado con la técnica de telas encoladas y masillas epoxídicas . Es la misma técnica que se ha utilizado para hacer la imagen de la Virgen de la Dulce Espera, San Juan Bautista, San José, etc., con lo que les doy la pauta de las múltiples imágenes artesanales, e irrepetibles que se pueden hacer. ¿Cómo se hace? te lo cuento ahora por si no leíste alguna de las anteriores:


        1)    Comenzamos con la cabeza, las manos y los pies. Ideamos un soporte (que puede ser de alambre, madera, plástico, cartón, telgopor, etc.) En este caso es una estructura de plástico, recubierta en telas. Se fija dicho soporte a una base. Esta estructura  está fija a una base de ciprés barnizada, pero puedes usar cualquier otra. Se pinta la cara, las manos y los pies. Se añade la cabeza que se fija con masilla epoxídica.


   2) Se le van marcando las partes del cuerpo. TENER EN CUENTA LAS PROPORCIONES. Para eso te recomiendo que veas el artículo de QUI DOCET, DISCIT que habla sobre las proporciones corpóreas más comunes. Si hiciera falta, se van añadiendo pequeñas almohadillas con algodón para darle volumen a las partes del cuerpo. Como es una mujer, le damos un poco más las caderas y marcaremos la zona de los pechos.



        3)   Vamos pensando y diagramando la vestimenta, para esto es preciso ver estampas o fotos, si las hubiera, no es bueno equivocarse de santo a la hora de hacerlo y las actitudes que le daremos a la imagen (esto lleva bastante tiempo) es cuestión de encontrarlas. Se va pensando en todos los detalles que se le quieren hacer (ubicación de las manos que estarán debajo del escapulario, de los pies, cofia, velo, capa, etc.). Llevará solamente una estrella de David amarilla con la leyenda “Jude”, y un rosario.








       4)   Las telas tienen que ser de algodón o lino (NO SINTÉTICO) y se le pasa una mezcla de cola de carpintero, tiza, enduído y colorantes. Por lo menos 2 manos. Dejar secar muy bien entre tela y tela, lo mismo cuando se pinta, DEJAR SECAR MUY BIEN ENTRE MANO Y MANO. Lo adherimos todo muy bien al cuerpo y lo dejamos secar. Nos vamos a ayudar haciendo algún “andamio” con palitos, hilos, alfileres, etc. Para que fragüe todo en el lugar correcto. La secuencia es: mangas, túnica, toca, cofia, escapulario, capa y velo, EN ESE ORDEN, no te olvides. Mucho cuidado al pintar, ya que estamos trabajando con negro, marrón, amarillo de nápoles y blanco. Es una imagen en la que hay que ir encolando y pintando. Te recomiendo también que vayas protegiendo las partes ya pintadas y secas con papel film, de esta manera evitarás manchar lo ya hecho. Es lo mismo que debes hacer cuando realices una imagen de Santa Teresa de Jesús o Santa Teresita del Niño Jesús, todas ellas carmelitas.



       5)   Sacar el papel adherente de la base y seguir decorando con otros detalles. Retocar con pigmentos al tono las marquitas que hubiéramos dejado y todo el perfilado es retocado para crear sombras.
RECOMENDACIÓN: procuren no agregarles demasiadas cosas a las imágenes, traten de hacerlas lo más fiel que puedan, por eso recurran a algún buscador para ver estampas o fotos si las hubiera como es este caso. Recuerden que muchas veces “MENOS ES MÁS”.

El paso a paso: