domingo, 21 de mayo de 2017

Nuevas imágenes.

Acá les presento estas dos nuevas imágenes recién terminadas. Santa Clara de Asís y Santa Lucía. Espero les gusten y en próximas entradas, les comentaré el paso a paso de cada una de ellas. Dios los bendiga.

Santa Clara de Asís.



 Santa Lucía.



sábado, 13 de mayo de 2017

Los pastorcitos de Fátima (Jacinta y Francisco) ya son santos.


 Hace apenas unos minutos, el Papa Francisco ha canonizado a Jacinta y Francisco Marto, dos de los videntes de la Virgen de Fátima, son los niños santos más pequeños que la Iglesia ha canonizado (no mártires). Una gran alegría para todos los creyentes. La fiesta de Francisco será celebrada el 4 de abril y el de Jacinta el 20 de febrero.

¡Ave María Purísima, sin pecado concebida!





Papa Francisco en Fátima.


El Papa Francisco pide difundir la paz como los pastores de Fátima.

El papa Francisco exhortó a los católicos a “derribar todos los muros” y difundir la paz como parte de su viaje al poblado portugués de Fátima el viernes para conmemorar el 100mo aniversario de uno de los eventos más singulares de la Iglesia católica en el siglo XX: las visiones de la Virgen María reportadas por tres niños pastores analfabetas y los “secretos” que ella les confió.

Miles de peregrinos se colocaron a lo largo de la ruta donde pasaría la caravana de vehículos en la que iba Francisco y arrojaron pétalos de flores, evidencia de que el primer pontífice latinoamericano de la historia tiene una enorme cantidad de seguidores en este país mayormente católico. Se escucharon vítores de “¡Viva el papa!” cuando él ingresó a la plaza principal de Fátima, que había sido empapada por fuertes aguaceros pero estaba iluminada por un sol brillante a su llegada.

 
No se emitió un estimado oficial del número de asistentes, pero la plaza principal tiene una capacidad de 600.000 personas y estaba atestada. Las autoridades dijeron que esperaban a un millón de personas.

“Es una gran emoción porque es la primera vez que él viene aquí, y siempre tenemos la esperanza de que algo pueda mejorar”, dijo Laurindo Pereira, un carpintero de 55 años. “Es la fe. En todo, es acerca de la fe y es algo bello”.

Francisco pasará menos de 24 horas en Fátima para conmemorar el centenario de las apariciones y canonizar a dos de los tres niños pastores. Espera que el mensaje de paz que reportaron hace 100 años, cuando Europa estaba sumida en la angustia de la Primera Guerra Mundial, resuene entre los fieles católicos de la actualidad.

Durante una vigilia nocturna en la capilla construida en el sitio de las apariciones, Francisco inclinó la cabeza en oración ante la estatua de la Virgen y dejó una rosa de pétalos dorados en su base, de acuerdo con una tradición en la que los pontífices colocan rosas doradas en santuarios marianos.

En una oración exhortó a los fieles a imitar a los pastorcitos y difundir la paz, incluso en tiempos de guerra.

“Derribaremos todos los muros y cruzaremos todas las fronteras, a medida que vamos a todas las periferias, para dar a conocer la justicia y la paz de Dios”, afirmó.

El 13 de mayo de 1917, los niños pastoreaban ovejas cuando tuvieron la primera de seis visiones de la Virgen María. 

Dijeron que ella les reveló tres "secretos": mensajes apocalípticos que preveían la Segunda Guerra Mundial, el infierno, el surgimiento y caída del comunismo y la muerte de un papa, y les pidió que rezaran por la paz y se alejaran del pecado.

Aunque la Iglesia católica local e incluso los padres de los niños dudaron de la historia contada por los niños, la versión ganó creyentes y al paso del tiempo la Iglesia la aceptó como una aparición auténtica en 1930.



Los hermanitos que serán canonizados, Francisco y Jacinta Marto, que tenían 9 y 7 años cuando ocurrieron las apariciones, murieron de gripe dos años después.


Su prima Lucía dos Santos, de 10 años entonces y la mayor entre ellos, se convirtió en la principal narradora de lo sucedido. Dos Santos también está en proceso de beatificación, el primer paso para convertirse en santa. Su proceso comenzó hasta después de su muerte en 2005.

jueves, 4 de mayo de 2017

Nueva restauración.

Nueva restauración, el Inmaculado Corazón de María. En una próxima entrada les comentaremos el paso a paso de este trabajo. 
Espero les guste. Dios los bendiga.





lunes, 1 de mayo de 2017

Imagen de María Rosa Mística.



Esta imagen de la Virgen María bajo la advocación de ROSA MÍSTICA, la he realizado con la técnica de telas encoladas y masillas epoxídicas. Es la misma técnica de telas encoladas, que se ha utilizado para hacer la imagen del Patriarca San José, Santa Teresita, Padre Damián, etc., con lo que les doy la pauta de las múltiples imágenes artesanales, e irrepetibles que se pueden hacer. ¿Cómo se hace? te lo cuento ahora por si no leíste alguno de los trabajos antes mencionados.



1)           Se parte de un soporte (que puede ser de alambre, madera, plástico, cartón, telgopor, etc.). En este caso trabajaré todo con yeso betalfa. TENER EN CUENTA LAS PROPORCIONES. En otro artículo  (VER QUI DOCET, DISCIT del 1º de septiembre de 2011) te he contado sobre las proporciones corpóreas más comunes.  Se sigue con la cabeza y las manos, ya que los pies no se van a ver. Vamos pensando cómo va a ir ubicada la ropa (te recomiendo que veas algunas estampas) y las actitudes que les quieras dar a la imagen, esto lleva bastante tiempo, pero es importante hacerlo. Se va pensando en todos los detalles que se le quieren hacer (ubicación de las manos, de los pies, manto, etc.) en este caso la haré muy sencilla, tal cual es la imagen que se conoce, las manos adelante en posición de súplica.

2)           Si hiciera falta, se van añadiendo pequeñas almohadillas con algodón para darle volumen a las partes del cuerpo. Como es una mujer, le damos un poco más las caderas y marcaremos la zona de los pechos. Se pinta la cara y las manos. Se añade la cabeza que se fija con masilla epoxídica, junto a las otras partes nombradas. La base de la imagen es de madera y la he barnizado, como hago siempre con cualquier madera de base. Se la protege con papel adherente para que no se ensucie.









3)           Se diagrama la vestimenta en tela de algodón o lino (NO SINTÉTICO) y se le pasa una mezcla de cola de carpintero, tiza, enduído y colorantes. Por lo menos 2 manos. Dejar secar muy bien entre tela y tela, de esta manera cada una de las partes, quedará correctamente fija y ubicada, en el lugar que le corresponde. ¡Mucha PACIENCIA! De esto va a depender la calidad de la imagen. Lo adherimos todo muy bien al cuerpo y lo dejamos secar. Nos vamos a ayudar haciendo algún “andamio” con palitos, hilos, etc. Para que fragüe todo en el lugar correcto. Antes de poner el manto, recuerda de ponerle el cinturón para que se sujeten mejor las telas encoladas. Luego va el manto  en forma de capucha. ATENCIÓN: hay que acordarse de poner el Rosario antes de poner las manos, ya que después será imposible poderlo pasar.





4)           Por último, el pintado de las telas y los detalles finales. Sacar el papel adherente de la base y seguir decorando con otros detalles, por ejemplo con una aureola y con las tres rosas en el pecho, típicas de esta imagen (los colores de las mismas son: blanca, roja y dorada). Retocar con pigmentos al tono las marquitas que hubiéramos dejado.


El paso a paso:




Como les digo siempre, nada reconforta más que hacer una imagen de la Santísima Virgen, mientras se realiza se reza, se pide, se agradece, en fin siempre hace bien al alma.